lunes, 20 de junio de 2011

umivale prevención referencia preventiva para los trabajadores autónomos

umivale prevención referencia preventiva para los trabajadores autónomos

Desde su lanzamiento, el contrato para trabajadores autónomos diseñado por la Sociedad de Prevención de umivale, se ha convertido en la herramienta básica de referencia a la que cada día se adhieren más profesionales que necesitan y quieren hacer frente a sus responsabilidades preventivas.
La Sociedad de Prevención de umivale ha hecho un esfuerzo más que notable por acercarse a aquellos autónomos sin trabajadores a su cargo y que por razón de su actividad acceden a empresas, cada día más en número, que exigen un cumplimiento estricto de la normativa de     prevención de riesgos laborales.

Las ventajas para el trabajador autónomo que concierta con umivale prevención son indiscutibles porque, por un lado, mejora su empleabilidad, respondiendo a las demandas de las empresas contratantes y por otro, facilita el control de sus costes, optimizando los propios de la prevención sin renunciar ni a la eficacia, ni a la calidad, ni a la agilidad que al autónomo le exigen sus clientes. 

El contrato cubre las necesidades técnicas y las sanitarias. Dentro del primer grupo, destacan las fichas que permiten al profesional identificar y reducir sus riesgos adoptando las medidas preventivas adecuadas, incluyendo en caso de necesidad los Epi´s (Equipos de Protección individual) y la protección colectiva necesaria. Contempla la posibilidad de realizar la formación necesaria de manera presencial u online, eligiendo el lugar, día y hora vía web. El Autónomo dispone de un soporte documental de apoyo para toda su gestión: El Manual de Gestión para la Prevención del Autónomo, que servirá de solución y guía ante las posibles dudas en el ámbito de la responsabilidad, las obligaciones y las sanciones.
 La acción preventiva-sanitaria incluye la realización de la analítica de sangre adecuada a la tipología de riesgo, el reconocimiento médico y el certificado de aptitud.

El trabajador autónomo no es ajeno a lo crítico que resulta ser competitivo en la actual coyuntura socio-económica. Hacer frente con eficacia a sus exigencias preventivas trae consigo un primer efecto beneficioso indiscutible, su propia salud. Además, le confiere un plus a la hora de ser tenido en cuenta como posible proveedor de sus clientes. El profesional aportará un valor más y su cliente tendrá un riesgo menos.